La Tour Eiffel

La Tour Eiffel

por | Mar 9, 2019 | Destacados, La France | 0 Comentarios

Aquí un recuento de mi primer viaje a París y mi primer experiencia con la Torre Eiffel. Desde el momento en que llegué a París hasta que por fin estuve frente a ella. Además te dejo todos los datos que vas a necesitar para visitarla.

Mi primer experiencia visitando la Torre Eiffel

Había soñado muchas veces con ver la Torre Eiffel y la había visto en millones de fotos, videos y documentales. Había estudiado su historia desde los primeros bocetos de su creación, pero nada de todo lo que tenía en mente fue igual a partir de ese primer encuentro. Es uno de los monumentos más fotografiados y su competidora, la estatua de la libertad, resulta compartir no solo el origen francés sino también su creador. Hermanas, francesas, espectaculares.

Mi primera vez en París, fue casual, aterradora y me encontró muy desprevenida. Si bien había estudiado mucho tiempo para estar preparada para esa experiencia, me conmovió por completo, me obnubiló, me corrió de todos mis ejes, me sorprendió enormemente.

Siempre me había preguntado por que tenía tanta fascinación por Francia, por su cultura y su idioma. Hasta ese momento todas mis investigaciones en cuanto al origen de mi familia me dirigían sin duda hacia Italia. Como a muchos de los nietos de inmigrantes en Argentina. Pero ese viaje resultó un descubrimiento maravilloso del que no volvió la misma Gabriela.

Mi primer día en París

Es difícil decidir el primer día del itinerario en una ciudad tan importante como París. Todo es de suma importancia y cada lugar es una foto que se graba en la retina para siempre, por eso cuidar el detalle de la experiencia para mí resulta esencial.

Pero… cómo escapar de la torre? Aparece tímidamente entre los edificios, se escabulle y te busca hasta encontrarte! Entonces decidí tomarla yo por sorpresa a ella.

Antes de continuar mi historia quisiera contarles que la torre tiene muchos apodos, mis dos preferidos son “La Dame De Fer” -La Dama De Hierro- y “ La Dame Dorée” – La Dama Dorada-. Son mis preferidos porque retratan dos torres completamente diferentes siendo una sola.

La Tour Eiffel de día, una gran dama de hierro, erguida, fuerte, poderosa. La Tour Eiffel de noche, esa dama vestida de dorado, sensual y romántica. Entonces creí propio conocer a ambas de diferentes maneras.

Aterricé en el Aeropuerto Chales de Gaulle de París en las primeras horas de la tarde o    “ l’après-midi” como dicen los franceses. Tomé el tren RER y luego el métro hacia el barrio de mi departamento de Airbnb, “le quartier chinois” el barrio chino, en el arrondissement 13. Dejé mi equipaje, caminé hacia el río Sena y esperé un bateau mouche. Esos barquitos turísticos que recorren todo el río y dan un pantallaso de la ciudad. Me acomodé en la popa del barco y respiré profundo. Tenía tatuada la sonrisa de la pueblerina que soy, quien no podía creer que estaba navegando el Sena. Celtas, Galos, Parisios, Vikingos, Romanos…y yo. Toda la historia y yo navegando por el Sena.

Llegando al Pont de L’Alma, levanté la mirada. El tiempo pasa lento, el ruido del agua y se aparece de una sola vez. Enorme, hermosa, magnífica. Es extraña su belleza, el ojo no esta acostumbrado. No es un edificio, no es una obra de arte, no es un monumento que conmemore a alguien, no es nada que haya visto pero es todo eso junto en un perfecto ensamble.

“La Tour Eiffel de día, una gran dama de hierro, erguida, fuerte, poderosa. La Tour Eiffel de noche, esa dama vestida de dorado, sensual y romántica”

Por supuesto me brotaron las lágrimas, por supuesto las contuve. Traté de recordar cada dato que había estudiado, traté de observar a su alrededor, traté de entender porque los parisinos contemporáneos a su construcción la detestaron tanto, traté de imaginar como se veía París sin ella. Es imposible. Parece siempre haber estado ahí, casi imaginariamente, aún cuando nadie la había imaginado todavía.

El paseo en barco termina, con una imagen inmejorable, la gran Tour Eiffel junto una réplica a escala de su hermana americana The statue of liberty.

Ya nos habíamos conocido y yo estaba perpleja, con esa sensación de enamoramiento que da vergüenza demostrar. Pero necesitaba el gran final, la dama dorada. Luego de muchísimas fotos y casi media hora sentada solo viéndola, decidí caminar por el barrio de Trocadero. Traté de esconderla, al menos hasta el anochecer. Me alejé bastante entre las calles de La Rive Droite y cuando el sol se escondió me acerqué de nuevo; esta vez en métro.

Baje en la estación Trocadero, las escaleras del métro salen directo a la explanada frente a la torre. Aquella imponente pequeña colina llena de verde, fuentes de agua como cañones que enmarcan la vista de la torre y Champs de Mars.

Camine algunos metros y voltee  la mirada a la derecha. Ahí estaba, otra vez, pero diferente. Vestida de fiesta, completamente dorada, era como una noche de navidad. En ese momento sí que no pude contener las lágrimas. Era mil veces más hermosa de lo que cualquiera espera. Y cuando nada podía ser más perfecto que ese momento… el reloj da las 7 en punto y durante un minuto, que traté de hacer eterno, sus destellos parpadearon, como si fuera magia, invitándonos a todos los que estábamos ahí a confundir un sueño dorado con la realidad.

Visita a la Torre Eiffel

París, como bien sabemos, es una de las ciudades más visitadas en el mundo entero y su maravillosa torre Eiffel es sin dudas su mayor atracción turística. Cada año la visitan cerca de diez millones de personas.
Por esta razón no es extraño que se formen interminables filas para poder subir y disfrutar de sus vistas, y de sus reconocidos restaurantes, y que además, la espera se haga interminable.

Por esta razón, te daré varios consejos y trucos que podrás utilizar para evitar estas molestas colas al visitar la maravillosa e imponente Torre Eiffel.

Hay dos trucos para subir a la torre Eiffel sin hacer colas, o por lo menos hacer muy poca. A una de ellas la llamaremos el método barato y a la otra el método cómodo y por el que deberías optar si tienes poco tiempo.

Comprar tickets online 

El método cómodo consiste en comprar la entrada vía online, con lo cual te ahorras la cola de compra y tienes prioridad para subir.
En mi opinión esta es una excelente opción para visitar la torre Eiffel, ya que al comprar tus entradas de manera anticipada en línea, te evitarás las colas de entrada y la posibilidad de que al llegar a la taquilla ya no encuentres tickets para ese día.

Además, al comprar en línea las entradas a la torre Eiffel te ahorrarás muchísimo tiempo, ya que la fila que suele ser más larga es la de la taquilla de venta de tickets. Cuando utilizas esta opción para reservar en línea puedes elegir el día y la hora en la que hay disponibilidad de fechas libres. También tendrás acceso sin colas para subir al primer y segundo piso de la torre Eiffel, pero deberás aguardar turno como todos los demás si deseas subir a la última planta de la torre.

¿Cómo puedes pagar estas entradas online?

Las entradas para la Torre Eiffel que se compran en línea las puedes pagar con tarjeta de crédito o débito (en España o en cualquier parte del mundo), y son válidas únicamente para subir en ascensor.

Su precio es el mismo que encuentras en la taquilla de la torre, pero su ventaja es que no haces la cola de taquilla y entras de manera directa a la torre Eiffel, o por lo menos una cola mucho más corta.
Las entradas de compra anticipada son un billete electrónico online, no hace falta hacer ningún trámite, ni deberás canjearlo al llegar a la torre, sólo debes imprimirlo desde tu casa u hotel y listo.

Trucos para subir a la Torre Eiffel sin hacer colas

El horario de apertura de la torre es a las 9.30 y cierra a las 11 de la noche. Si no es un típico día de verano donde el sol sale muy pronto a primeras horas de la mañana habrá muy poca gente en la entrada.

El consejo es que estés allí al menos unos 15 o 20 minutos antes del horario de apertura. Tal vez te parecerá mucho, pero te aseguro que si vas por la tarde o cerca del mediodía podrías estar más de una hora esperando.

Recuerda también que hay dos colas en la torre Eiffel. La primera cola que tienes que hacer es para comprar las entradas mientras que la segunda es para entrar. Mira bien cuál es cada una para que no pierdas tiempo en la fila equivocada.

El mejor momento para subir a la torre Eiffel

Y te preguntarás ¿Cuál es el mejor momento? El mejor momento para subir a la torre Eiffel es los días de semana. En lo posible trata de evitar visitarla los fines de semana, ya que el flujo de personas aumenta considerablemente y el tiempo de espera es mucho mayor.

Si no tienes opción y sólo puedes visitarla el fin de semana, trata de subir lo más tarde posible, a partir del anochecer o en la noche, son los momentos más tranquilos del día para realizar visitas a la Torre Eiffel sin hacer colas. En este momento del día el horario de la torre es muy amplio y suele cerrar cerca de la media noche.

Subir las escaleras de la torre Eiffel sin hacer colas y sin esperar

La torre Eiffel tiene tres pisos y todo el que la visita desea llegar hasta el último. Ahora bien, la única manera de llegar al tercer piso es tomando el ascensor, pero este tiene capacidad limitada y por ello se hacen grupos en la base o en el segundo piso para subir hasta el último.

Esto hace que se forme una cola que puede llevar hasta tres horas. Si ves que hay muchas personas esperando en la base para subir por el ascensor al primer piso, toma las escaleras y sube. Luego si quieres subir al segundo o tercer piso toma el ascensor, de seguro habrá muchas menos personas. Esta opción resulta algo más agotadora pero las vistas que tendrás una vez arriba y el tiempo que te habrás ahorrado valdrán la pena.

Subir a la torre Eiffel con guía y entrada prioritaria

Si es un viaje especial o si quieres hacer de tu viaje a París algo inolvidable esta es una maravillosa opción para conocer todos los detalles de la construcción e historia de la torre Eiffel, ya que estarás en compañía de un guía local al momento de realizar la visita y este te comentará todo lo que deseas conocer de ella.

Esta opción puedes encontrarla a través de este sitio y es perfecto para un día inolvidable si vas en pareja, por ejemplo, o con un grupo de amigos.

Es una alternativa un poco más costosa porque incluye el precio de la entrada con acceso prioritario y las explicaciones del guía, pero te digo que vale la pena, ya que te ofrece seguridad, tranquilidad y disfrutarás al máximo de tu visita, puesto que subirás a la Torre Eiffel por una entrada independiente y exclusiva para quienes toman esta opción.

Puedes subir a la Torre Eiffel con un pase combinado

Esta opción también es genial, ya que existen tours organizados que te ofrecen visitar varios monumentos en un mismo paseo, es decir, puedes visitar la Torre Eiffel junto con otras atracciones, en su mayoría ofrecen una entrada prioritaria sin hacer colas sólo hasta el segundo piso.

Restaurantes de la Torre Eiffel

Es otra genial idea para subir a la Torre Eiffel sin hacer colas. Al reservar en alguno de los restaurantes de la torre, garantizas subir a ella en el horario para el que efectuaste la reserva y tendrás acceso directo, pudiendo permanecer el tiempo que desees, además, podrás disfrutar una de las más ricas experiencias gastronómicas que te ofrece París.

Como puedes ver te hemos dado una gran cantidad de maravillosas opciones para poder disfrutar de una visita a la Torre Eiffel en la hermosa y deslumbrante ciudad de París, sin necesidad de hacer fastidiosas y largas colas. Sólo debes escoger la que más te guste y disfrutar al máximo una de las más bellas experiencias que se pueden tener en la vida, observar todo París desde lo alto de su impresionante y hermosa Torre Eiffel.

La historia de la Torre

La Torre Eiffel fue construida entre 1887 y 1889 por el famoso arquitecto francés Gustave Eiffel. Se construyó para la Exposición Universal de 1889 que se celebró en París.

Francia quería crear un monumento impresionante para maravillar el mundo durante esa exposición. Los organizadores crearon un concurso para que se presentaran propuestas y la de Eiffel fue la ganadora de la beca.

La gente se pensaba que no la terminaría a tiempo, pero su previsión salió bien. Aunque no fue aceptada por todos los parisinos, poco a poco fue ganando adeptos. De hecho, se construyó con la intención de ser derrocada una vez finalizase la exposición de 1889, pero la gente se negó.

Hoy en día aún sigue impresionando, ya que se ha convertido en uno de los monumentos más valorados del mundo. Desde finales de los ochenta, se ha ido adaptando a la gran afluencia turística que recibe.

 

Curiosidades que tienes que conocer sobre la Torre Eiffel

1. Hecha para durar 20 años

La Torre Eiffel fue construida para la Exposición Universal de 1889 celebrada en París. Los franceses querían construir un monumento que impresionara a la gente pero tenían claro que después de la exposición la derrumbarían. Sin embargo, por voluntad popular la torre todavía sigue en pie.

2. En vez de la Torre casi construyen una guillotina gigante

Para conmemorar el centenario de la Revolución, fueron varios los artistas que hicieron propuestas para crear un monumento que todo el mundo recordara para la eternidad. Un artista presentó un plan para hacer una guillotina gigante, aunque por suerte, escogieron el proyecto de Eiffel que se había ganado confianza construyendo la Estatua de la Libertad. Ahora apreciar la Torre Eiffel es una de las mejores cosas que hacer en París.

3. Hitler se quedó con las ganas de subir

La famosa Torre Eiffel recibe más de 7 millones de visitantes cada año, pero Hitler no tuvo la suerte de ser uno de ellos. Para evitar que subiera, la Resistencia Francesa cortó los cables del ascensor y el dictador se negó a subir los más de 1600 escalones.4. Una construcción “rápida”

Una de las mejores curiosidades de la Torre Eiffel es que se tardó relativamente poco en construirla. Para ser exactos, Eiffel tardó dos años, dos meses y cinco días en acabarla. Nada comparable con los 180 años que se tardaron en acabar otro de los grandes atractivos de París,Notre Dame.

5. Más visitantes anuales que habitantes en Costa Rica

La Torre Eiffel es el monumento que cobra entrada más visitado del mundo. Anualmente lo visitan más de 7 millones de turistas, una cifra más elevada que los habitantes de muchos países como Costa Rica o Panamá.

6. ¿La Torre Eiffel en Barcelona?

Sí, pudo haber pasado si el proyecto no hubiese sido denegado. La Torre Eiffel fue pensada originalmente para la ciudad de Barcelona, pero España rechazó el proyecto. Sin duda, resultó ser un error bastante caro para España que se perdió la oportunidad de acoger este gran monumento. La Torre Eiffel hoy tiene un valor de más de 400 millones de euros, seis veces más que el Coliseo de Roma, valorado en 91 millones de euros. Sin duda, una de las mejores curiosidades de la Torre Eiffel.

7.La Torre es más alta en verano

Cuando hace frío, la Torre Eiffel se encoge unos seis centímetros, mientras que en verano crece unos doce. Eso sucede por la dilatación del hierro, no es que en verano tome Petit Suisse.

8. Franz Reichelt murió probando su invento

El inventor checo quería probar un paracaídas que se inventó inspirándose en algunos planos deLeonardo da Vinci. La policía francesa le autorizó a tirarse desde la Torre Eiffel, aunque no se hacía responsable si el invento fallaba. Finalmente, no funcionó y dejó un buen agujero en el suelo. Una de las curiosidades de la Torre Eiffel más trágicas. 

9. La Torre se pinta cada 7 años

Se gastan nada más y nada menos que 60 toneladas de pintura y el proceso dura hasta 15 meses. Los 25 pintores la repasan con brocha con el color “Tour Eiffel brown”, que tiene tres tonalidades. La más oscura va en la base y conforme van subiendo el color es más claro.

10. ¿Cuánto pesa la pintura?

Para que seáis conscientes de la cantidad de pintura que se utiliza para pintar toda la Torre Eiffel, decir que pesa como 10 elefantes

11. Tuvo un papel muy importante en la IGM

Durante la batalla del Marne, en la Primera Guerra Mundial en 1914, las señales se enviaron desde la cima de la Torre Eiffel con el fin de dirigir las tropas francesas a la línea del frente. No era sólo una táctica de organización estratégica para dirigir a las tropas; a la misma vez sirvió para desear suerte a los soldados en la guerra.

12. Menudo despacho

Gustave Eiffel construyó su propia oficina en lo más alto de la Torre Eiffel. ¿Os imagináis trabajar en un despacho con esas vistas?

13. Hitler quiso demolerla

En 1944, mientras los aliados se acercaban a París, el odio se apoderó de Hitler y ordenó Dietrich von Choltitz, gobernador militar de París que destruyera la torre, junto a otras monumentos de la ciudad como Notre Dame o el Louvre. El general se negó. ¡Qué suerte tuvimos!

14. La Torre Eiffel casi se muda a Canadá

Casi sucedió en dos ocasiones: primero estuvo a punto de irse a Montreal en 1960, cuando se hizo un acuerdo secreto entre Charles de Gaulle y el alcalde de Montreal. Después, siete años más tarde, iba a ser trasladada a Canadá para la Exposición Universal de 1967, pero la empresa que gestionó la Torre vetó la decisión.

15. Muchas copias, pero perfecta solo hay una

En el mundo existen más de 30 réplicas de la Torre Eiffel, pero ninguna tiene la misma magia que la auténtica. Algunas de ellas están en Tokyo, las Vegas…

16. Londres quiso superarla

En 1891 la ciudad de Londres quiso hacer un edificio más alto que la Torre Eiffel, el más alto del mundo en el momento. Finalmente no lo consiguieron: el edificio nunca se terminó y acabó siendo demolido en 1907.

17. ¿Cuántas luces tiene la torre?

La Torre Eiffel tiene 20.000 focos que se encargan de iluminarla por la noche.

18. Fue el edificio más alto del mundo

En el momento de su construcción, en 1889, fue el edificio más alto del mundo. Sin embargo, en 1930, la construcción del Chrysler Building en Nueva York le quitó el prestigio.

19. Y lo volvió a ser

En 1957, se le añadió una antena a la Torre Eiffel, por lo que superó al Chrysler Building de Nueva York, siendo de nuevo el edificio más alto del mundo.

20. ¿Es el edificio más alto de Francia?

Otra de las curiosidades de la Torre Eiffel es que si no se incluyen las antenas en la altura total, la Torre Eiffel es el segundo más alto de Francia detrás del viaducto de Millau.

21. Torre como reconocimiento

Este gran símbolo de Francia reconoce la gente hizo grande al país. Además de ser un icono importante de la historia y la cultura francesa, la Torre Eiffel también rinde homenaje a 72 científicos franceses, ingenieros y personas notables. Sus nombres están grabados en la base de la torre.

22. ¿Cuántos escalones tiene?

La Torre Eiffel tiene exactamente 1665 escalones. Hitler no se atrevió con ellos. ¿Y vosotros? Sino podes subir en ascensor. ¿Sabes que los ascensores recorren una distancia combinada de 103.000 km al año? – dos veces y media la circunferencia de la Tierra.

23. Tiene una parte reconstruida

La punta de la Torre Eiffel no pertenece a la construcción original. En 1902 la sección superior quedó muy dañada después que le cayera un rayo y se tuvo que reparar.

24. No se quedaron cortos con los remaches

Durante la construcción había el temor que la estructura no aguantara, por eso se pusieron dos millones y medio de remaches. La mitad de ellos no eran estrictamente necesarios, sólo se hizo por seguridad.

25. Tuvo una función militar

Durante la Batalla del Marne en la Primera Guerra Mundial, la Torre Eiffel ayudó a la victoria aliada. Los transmisores del monumento dificultaron la comunicación de los alemanes y impidieron su avance.

GabyGa

Euroviajeras

Tarifas

Las nuevas tarifas para 2019 se aplican para todas las visitas a partir del 14 de enero.

Precios Torre Eiffel

(1) la tarifa se aplica para los 4-11 años y las personas con descapacidad

(2) Los niños de menos de 4 años deben estar en posesión de un billete a título gratuito.

ADVERTENCIA: El acceso a la Cumbre y el acceso por escaleras no son accesibles para personas con movilidad reducida.

Horarios

¡La Torre Eiffel abre todos los días del año! 

Horarios Torre Eiffel

Todos los horarios indicados en esta sección pueden estar sujetos a modificación sin previo aviso.

EL ACCESO A LA CIMA PODRÁ INTERRUMPIRSE MOMENTÁNEAMENTE EN CASO DE CONDICIONES CLIMÁTICAS ADVERSAS O UNA AFLUENCIA IMPORTANTE DE PÚBLICO
.

¿Estas pensando en hacer un viaje y necesitas ayuda para armarlo?

Artículos Relacionados

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

euroviajeras@gmail.com
+54 911 40 81 47 17

Consultas